La interpretación de lenguas consiste en transmitir un discurso de tipo oral a un discurso equivalente en una lengua diferente. El intérprete tiene la función de transmitir el mensaje, teniendo en cuenta diversos aspectos, como la información implícita o las emociones.

La interpretación consecutiva se usa para interpretar discursos, declaraciones, comunicaciones grabados, testimonios de testigos en tribunales, etc. Otra forma sería la interpretación telefónica y online.