La tarea de revisar y corregir textos asume un profesional de la edición con lengua nativa. Corrige la ortografía y la gramática, el estilo y el formato del texto traducido para poder entregarlo al cliente.