La transcripción es una actividad que convierte la voz - ya sea en viva o grabada - en un documento de texto escrito o electrónico. En la transcripción lingüística se aplica ciertas reglas, considerando especialmente los elementos de la expresión oral como la entonación, el volumen, las pausas, etc.

Los ejemplos más comunes de transcripciones fuera del sentido académico son las audiencias judiciales, la transcripción médica o la transcripción de contenidos hablados en eventos, conferencias o seminarios.